22 22

El volumen

algo alto de la consola me permitía saber si pondría pause así que decidí jugar

a un juego con Bella.

"¿Cómo me

llamo Bella?". Pregunte a mi chica mientras le metía mi miembro hasta el fondo.

"¿MMM?".

Bella me dio un vistazo algo molesta y excitada, pero lo único que miro fue mi

sonrisa en mi rostro mientras levantaba mi mano derecha y le daba una nalgada.

"Pregunte

¿Cuál es mi nombre?". Mi pregunta tenía algo de voz autoritaria que provoco

espasmos en el trasero de Bella e incluso empezó a dejar caer sus jugos de

amor.

Me quite el

suéter y lo puse debajo de ella para que no se manchara el mueble y alguien

notara el olor.

¡Palmada!

"M-Marcus".

Dijo Bella y no pudo evitar escucharse excitada y feliz ya que la chica le

gustaba esto, siempre lo supe después de convivir un tiempo con ella, esos 5

días no los desperdicie.

"Ahora eres

mía, mi chica, mi trasero, tu cuerpo es mío". Dije mientras la tomaba del

cuello y tenía sexo hardcore y la besaba.

Pero aun

que era hardcore no usaba fuerza, después de todo era una chica. Para mi

sorpresa logro contestarme a pesar de toda esa excitación.

"Tu, eres,

mío, mi… amante, mi amo y yo tu…". No pudo terminar esas palabras a causa de que

yo me excite y mi habilidad de Orco produjo que Bella tuviera multi orgasmos.

'¿Mi

excitación provoca que mi habilidad se vuelva loca u obedece mi voluntad?'. Me

pregunte a mí mismo mientras me venía dentro de Bella y apretaba sus senos

mientras me corría mucho dentro de ella.

Sentí que quería

hacerla sucumbir ahí mismo y llevarla al éxtasis pero sabía que podría romperla,

si seguía fallándola quedaría con la mente corrompida por mi polla.

Sostuve a

Bella, la hermosa chica parecía no tener suficientes fuerzas o tal vez solo quería

descansar y me senté con ella en el sofá, justo a tiempo porque Lucie salió al

baño por algo a la cocina y regreso a su habitación.

'Esa opción

de pausa del videojuego me salvo de ser descubierto'. Pensé mientras levantaba

el culo de Bella y la movía lejos de mi para que se sentara en el mueble.

Le subí las

bragas mientras me miraba y extendía sus brazos para tomar mi cuello y darme un

beso.

"Es mi

primer beso". Dijo ese y acto siguiente me dio un beso metiendo su lengua en

mí.

'Demonios

hace poco me la chupo'. Pensaba, pero ya no había de otra que devolverle el

beso así que resistí el impulso de alejarla de mí.

"-"

La chica

parecía estar moviendo su mano y no paraba de hacerme cariñitos al cuerpo o

algo así, parecía empalagosa y algo diferente a como solía actuar.

La tome de

su cintura y la bese mientras ella movía su mano y la metía debajo de mi

playera para acariciar mi abdomen.

Nos mantuvimos

acaramelados como dos amantes después de su momento de placer, no podía cansarme

de oler su cuerpo o sentir su piel.

Suave,

ahora comprendia porque tantos magnates tenian varias mujeres, cada una es distinta,

diferente comida, diferente placer, algo asi sucedia ahora.

Sin duda

fui un bastardo mujeriego, pero había tantos así y no se les dice nada porque

son personas con demasiado poder financiero.

Casi ninguna

modelo o chica de redes sociales con cuerpos imposibles gracias a cirugías aparece

con su novio o esposo, ese tipo de chicas debería conseguir para la próxima y así

evitar convertirme en un bastardo.

No me quería

odiar a mí mismo, aunque podría ser algo divertido, pero estaría mal. También necesito

una habilidad para mirar todo lo que me rodea y poder excitarme mas al ver el

rostro de mi chica.

Mirarme desde

diferentes ángulos seguramente sería genial.

(POV de Kenzi

Riives)

Una chica

delgada se encuentra tiñendo su cabello de rubio frente a un espejo, quería parecerse

lo más posible a una profesora de idiomas.

La chica

desde que había descubierto a la profesora Lena haciéndolo con un alumno decidió

por puro morbo espiar a la pareja inmoral cuando lo hacían.

Logro ver y

con el tiempo se encontró en una situación algo rara.

Más tarde descubrió

que el alumno con el que la profesora mantiene una relación extra marital se

llama Marcus, un chico no especial o popular, no recientemente.

Aunque últimamente

se hizo famoso por golpear y ser el verdugo del equipo de deportes, casi todos

los chicos lo maldicen cuando pueden o cuando se quejan del dolor corporal.

La chica es

muy delgada y bajita, aun así, tiene un lindo cuerpo y una voz atractiva, tiene

muchos seguidores en una pequeña red social pero jamás se ha visto su rostro ya

que es una jugadora.

Un pasatiempo

que mantiene oculto para evitar que la tachen de ser una Nerd, tiene miedo de

ser descubierta y marcada como tal, eso arruinaría su vida y sabe que sería

motivo de burlas en todo su salón de clases y tal vez en la escuela.

Pero dejando

en fuera eso ha entrado en un estado de obsesión con el encuentro de la

profesora de idiomas Lena y el alumno llamado Marcus.

La chica ha

visto cintas para adultos, pero ningún video es tan hermoso como el encuentro

de Marcus con la profesora, esa fuerza cuando la carga o esas embestidas le

parecen tan fascinantes que toma a esos actores como simples novatos.

Ahora mismo

está colocando fotográficas de él y la profesora en una pared, también las

fotos de las chicas que lo acompañan al salir o al viajar con él a la escuela.

La pequeña

chica asiática llamada Chunchun, su hermana Lucie que seguramente oculta

grandes pechos debajo de ese suéter o eso dice la nota.

En la parte

superior de todo ese estampado está escrita una pregunta "¿Cómo lograr que sea mío?".

"Marcus,

tienes un cuerpo increíble, pero ¿Por qué te ocultas?, con tu físico y fuerza podrías

ser el líder del equipo de deportes, serias popular, pero en su lugar amas y

proteges a chicas como yo, ¿Por qué no me amas también a mí?"

Se preguntó

la chica delgada mientras miraba su rostro en el espejo, ahora tenía un mejor

parecido con su profesora, sus pechos crecerían así que no se desanimaba.

'¿acaso

tengo que hacer saber a todos que me gustan los videojuegos y así me preste atención?'.

"no"

"debería

tal vez hacerme amiga de Lucie, parece que ella es algo tonta y simple, las demás

son demasiado listas y últimamente miran a Marcus con esos ojos… o esperar a

que folle con Chunchun, si lo hace con ella no creo que mi cuerpo no sea de su

agrado, la abuela dice que soy bonita"

Se dijo a

sí misma la hermosa y linda chica que no tenía suficiente autoestima y estaba

nerviosa de no ser bonita, aunque así lo fuera, es un problema que toda mujer

incluso con cuerpos de diosa tiene o se hace esa misma pregunta en algún momento

de su vida.

(Fin del

POVde Kenzi Riives)

avataravatar
Next chapter